POLEAS SÍNCRONAS PARA

MONTURA EQ-5

    En éste apartado describiré cómo he sustituido la transmisión original de la montura EQ-5 (Celestron) por un sistema más preciso a base de poleas síncronas y correa dentada.

    La mejora en el seguimiento parece evidente. Podéis visitar la página xmcvs.free.fr, donde se describen las mejoras obtenidas en una montura Vixen Super Polaris.

    El trabajo lo he hecho con la filosofía de "poder volver atrás", así que he evitado modificar cualquier pieza original de la montura, de forma que siempre podamos volver a dejarla como estaba al principio.

   

  Para comenzar, y una vez retirada la protección del conjunto, procederemos a aflojar los prisioneros de los engranajes (mediante llaves "allen" adecuadas).

   Retirar los piñones con suavidad, y guardarlos en un sitio seguro para evitar su pérdida o deterioro.

 

  Desmontemos ahora el conjunto motor-bancada. Para ello, hay que quitar el tornillo, también con llave "allen", al que se accede por la parte posterior de la montura. Una vez hecho esto, tendremos aparte el conjunto motor-bancada.

  Aquí tenemos el motor fuera. Si nos hemos fijado, la distancia original entre el eje del motor y el bisinfín AR es muy pequeña; no podríamos encontrar poleas ni correas adecuadas, por lo que deberemos hacer un pequeño cambio para aumentar dicha distancia.

   En realidad es muy fácil; comenzaremos por separar el motor de la bancada, aflojando los dos tornillos (con tuerca) que aparecen en la foto. El motor queda como en la imagen siguiente.

Reductora en su posición original

Reductora en su nueva posición

Como se ve en las fotos, la caja reductora del motor (en primer plano) está fijada mediante tres tornillos que forman un triángulo equilátero; por tanto, la caja reductora puede ser fijada en tres posiciones diferentes, a intervalos de 120º. Debemos girar la reductora a la izquierda una posición o sea, 120º, debiendo quedar como en la foto de la derecha.

  Esta es la parte mas difícil del proyecto; ya que tendremos que taladrar la bancada del motor para que pueda sobresalir el eje final. Recomiendo hacer una plantilla de cartón, para situar correctamente el lugar donde vamos a taladrar.

  Si alguien quiere realizar el proyecto, por favor trate de hacer un acabado más fino que el que muestro aquí. (prometo afinarlo con la dremel...)

 

 Aquí se puede ver el motor fijado a la bancada, en su nueva posición. Para empezar, situar los dos tornillos en el centro de los taladros ovalados, que nos permitirán más tarde tensar la correa de manera adecuada.

 Una vez fijado el conjunto a la montura, queda como se muestra en la fotografía de la izquierda.

  Ahora la distancia entre los dos ejes es de 43 mm. (centro a centro), lo que nos permitirá calcular con precisión el número de dientes de las poleas y de la correa.

 La siguiente expresión nos relaciona la longitud de la correa en función del diámetro de las poleas y la distancia centro a centro entre los ejes:

L=(D1+D2) x 1.57 + (2 *  Dc)

 

Donde:

L= Longitud de la correa

D1 y D2: Diámetro de las poleas (primitiva). En nuestro caso, D1=D2.

Dc= Distancia entre centros (ejes)

  Las correas y poleas existen en varios tipos, según el paso (distancia entre dientes), etc. Yo me decanté por el tipo XL ( paso 5,08 mm.), ya que encontré mas variedad en la longitud de las correas. Podéis ver una muestra en http://www.transmisionesbayod.com/C-18.htm

  Las poleas existen a partir de 10 dientes, mientras que las correas son de 27 dientes, 30, 35, 40...

  Para facilitar el trabajo, utilicé un calculador en http://www.sdp-si.com/Cd/default.htm . Pues bien, dada la distancia entre ejes, y las limitaciones en cuanto a tamaño máximo de las poleas, encontré dos soluciones:

1.- Poleas XL de 10 dientes y correa de 27 dientes

2.- Poleas XL de 13 dientes y correa de 30 dientes

  Curiosamente, en la calculadora no aparecen las poleas de 13 dientes. ¿Superstición...?

  Aunque teóricamente darían el mismo resultado, los errores lineales en la transmisión se traducen en menores errores angulares cuanto mayor es el diámetro de las poleas; por lo que elegí las de 13 dientes y correa de 30 dientes.

 Ambas me costaron 11 euros. Las poleas viene sin mecanizar (no tienen taladro central), por lo que las envié a un tornero que me hizo tanto el taladro central como las roscas para los prisioneros de 3 mm., todo ello al precio de 14 euros.

 Al tornero le llevé los engranajes originales, para que pudiera medir el diámetro de cada uno y situar los prisioneros.

 En la foto, se ven las poleas recién traídas del tornero. Aún se observan los restos de aceite propios del mecanizado. Limpiar bien.

 La correa de 30 dientes (referencia 60 XL). Precio: 1,60 euros.

 Tanto las poleas como las correas las compré en Suintra. (Sevilla)

 

Bueno; ya solo queda montar todo el conjunto. Poner la correa sobre las poleas, y deslizar ambas por sus ejes. Si es necesario, desplazar el motor sobre la bancada para ajustar la tensión. y...

 Por último, añadir que la única "pega" que me he encontrado es que las poleas quedan muy "hacia fuera" en los ejes; creo que ajustan bien, pero creo que sería interesante rebajar un poco el "eje" de la polea que va montada en el bisinfín para que quede más enfrentada a la del lado motor.

 Próximamente realizaré los tests de Error Periódico y los incluiré aquí.

 

 Nota: No olvidar que ahora el movimiento del motor AR está invertido; por lo tanto, hay que seleccionar "S" (sur) en el mando si nos encontramos en el hemisferio Norte, y viceversa.

 (Puede parecer una tontería; pero no hace tanto se perdió una misión a Marte por un error de características similares...)

 

AGRADECIMIENTOS

  A los compañeros de la lista "Constructores Aficionados de Telescopios", particularmente a Jacinto López, Angel Caparrós y Leopoldo Vicedo, cuyas sabias indicaciones me animaron en este proyecto.

Volver